viernes, 31 de julio de 2009

1st Day Sunday

Casi como en la biblia, o un día atrasado-adelantado.
Luego de 16 horas de vuelo + 14 de espera + 2 trenes + 1 bus y 10 metros estoy en el hotel Howard Jhonson.

Lo primero en MZa, luego de la propuesta de poner un bar, y el replanteo, me llegué para el Plumerillo.

Como siempre, me puse a charlar con una vieja, una de chile que decía que vivía viajando en avión.

A lo largo del viaje me di cuenta que si me la encuentro en un avión lo más probable es que, a diferencia de a mi, no sea el primer vuelo.

Mi primer vuelo recorable fue con mucho miedo, tratando de distraerme porque vi que así hacen en las pelis, así que me puse a hablar con una parecida a maría kodama:
- vos sos maría kodama?
- no, todo el mundo me dice lo mismo.
Todos los que viajaban o dormían o leían el diario, el estar de golpe a unos cuántos kilómetros de altura y de golpe en tierra de nuevo, así como viajar a 600 k/h no les hacía ni la más minima

Fake kodama viajaba a chile, pero me contó cómo era miami, sfo, etc, me dijo que visite alkatrás, calculo que no para quedarme

En otra parte del viaje, me senté al lado de un negro, viejito con camisa hawaiana. No hablaba mucho y tenía un acento bastante parecido al de una peli. No hablaba mucho primero. Ese vuelo quizá fue el mejor y el peor. Ya que cuando hay turbulencias sentís que caés , que de golpe el avion deja de mantenerse en el aire. Pero al mismo tiempo vi mucho paisaje de us. El missisipi, algunas montañas que ni idea. Unos bancos de sal. Unas nubes medio locas.

Tan pronto como saqué la cam, el viejo me dice que estaba buena, saca la suya y me muestra fotos. El muy... había tomado un crucero de singles, y no tenía ni una foto donde no salga con varias mujeres al rededor, algunas rodeandolo con una pierna. Entonces me empezó a contar cómo fue que llegó ahí, luego de estar muy solo porque su mujer había muerto hace poco. Muy de película la historia. Que la mujer era su gran amor, etc. La hija y el marido le pagaron el crucero de singles. Y me contaba cómo se iría a cagar de risa de la cara de la hija cuando vea las fotos.

Eso fue hasta SFO. Ahí fui por mi equipaje y con las indicaciones de google en la mano a preguntarle a cualquier cana que se llame Luis, Roberto o algo así, que seguro sabía español. Entonces descubrí que el primer tren, el BART que tenía que tomar no era el tren que te lleva de un garage a otro del airport (me tomó un tiempo y 2 vueltas entender eso), sino que es otro que iba de san bruno a milbrae, y luego ahí tenía que tomar un tren, llamado coltrain, que luego de casi hora y pico me dejó en San Jose.

En el puesto para sacar pasaje para el coltrain, un japones que entendía menos que yo, me preguntó cómo comprar un ticket para la zona 3, yo le muestro, y, como hizo un amigo del trabajo, terminé apretando zona 3 en vez de 4, que era donde tenía que ir. Me doy cuenta de esto en el tren mientras charlaba con una mujer. Hay algo de bueno en no saber armar bien las frases en inglés, que es termino prefiriendo escuchar más que hablar. Y por suerte, a la mayoría de la gente le gusta ser escuchada nomás. Entonces les termino cayendo bien a todo el mondo.

Esta mujer era irlandesa, y parecía un estereotipo de lo que muestran en las películas como un irlandes: colorada, piel blanca, dientes prominentes, ojos claros. Entre una cosa y la otra, dice que le encanta obama y que quiere que socialice la salud. Porque, dice, en mi barrio por suerte tengo un doctor que hace algo como medicina social, y atiende apersonas que en otro lado no atenderían, travestis, sex workers, que es lo que soy.... Y así es como esta versión de ser urbano termina charlando con una prostituta en un tren. En fin, no pareció muy importante ni interesante indagar en la profesión. Cuando me bajé del tren me fui a buscar el bus que decía google, y era tal cual. Oh google gracias por las indicaciones de cada día.

Gracias a indicaciones humanas supe en dónde bajarme.

Ahí me encontré con Diego, mi compañero de trabajo, fuimos al centro, probé sushi, aún con pescado crudo. Me enteré que te podés sentar en un bar a no hacer nada y gastar nada. Te sentás y te traen un vaso con agua y una rodaja de pepino.

Luego di muchas vueltas a lo que viene a ser uno de los centros de San Jose, miré cómo es el market, impresioneme con la variedad de comida que hay, con la calidad, fotos saqué de todo en un ataque de querer recordar todo luego. Vi un maserati, y casi al mismo tiempo me contaron que era algo valioso. Y mañana me toca contar lo que pasó el lunes ya uqe estoy atrasado con el blogging

No hay comentarios: